conoce las reglas del poker

La posición en el poker

la posicion en el poker

La posición

En una mesa de poker la posición se mide en referencia al repartidor o dealer (también llamado "button/botón" en algunos casos), en sentido de las agujas del reloj. Así, la primera posición a la izquierda del dealer corresponde a la ciega pequeña, y la siguiente a la ciega grande, luego vendrán las posiciones "tempranas", "intermedias" y "tardías". Las tardías son las que están justo antes del dealer, a su derecha. La posición del dealer es la más ventajosa, ya que es el último en "hablar" y puede ver antes cómo reaccionan los demás jugadores, lo que le dará pistas que ayudarán a su decisión. La posición nos permite tener mayor cantidad de información.

Por ejemplo:

Si tenemos una K Q (rey y reina) y nos enfrentamos a un sólo jugador, nuestras probabilidades de tener la mejor jugada son altas, pero si nuestros contrincantes son 8 o 9 y todos piensan que tienen una mano fuerte, la nuestra ya no lo será tanto.

Si estamos en una posición "temprana", o sea, entre los primeros que han de apostar, no sabemos cuántos jugadores de la mesa jugarán sus cartas o cuántos se retirarán. Esto nos deja en desventaja y hace que para estar seguros sólo podamos jugar manos realmente fuertes (figuras y parejas altas, por ejemplo). Si apostamos con una mano débil en esta posición, es muy probable que después de la primera ronda de apuestas nos tengamos que retirar, en especial si alguien ha jugado de forma agresiva después de nosotros haciendo una subida.

Por el contrario, si nos encontramos en una posición "tardía" (es decir, entre los últimos para apostar), conoceremos quiénes y cuántos jugadores están jugando, y también si lo han hecho de forma agresiva. En una posición tardía, con una buena mano, por ejemplo KJ (rey y jota), si todos los demás antes se han retirado, tenemos una mano fuerte, pero si los demás antes han apostado o subido, nuestra mano se convierte en débil, ya que hay muchas posibilidades de que los demás jugadores tengan mejores manos, como un AK (as y rey) o QQ (una pareja de reinas).

Como podemos ver e este ejemplo, no importa tanto la mano en nuestro poder, sino la posición y las circunstancias del juego para esa mano.

Así pues, las posiciones más complicadas (ciegas y tempranas), como adelantábamos antes, deben ser muy selectivas con las manos que juegan, puesto que no tienen la ventaja de conocer qué hacen los demás jugadores de la mesa. A medida que el juego se va moviendo por la mesa, cada jugador posee más información sobre lo que los demás están haciendo, si apuestan, si dudan, si aumentan las apuestas

 

 

 

Close